CAMPAÑA EN APOYO AL TREN DE CERCANÍAS, LÍNEA C-2

ASOCIACIÓN DE VECINOS ATALAYA DE CÁRTAMA

BUSCAR EN EL BLOG

jueves, 14 de marzo de 2013

AGRADECIMIENTO DE LA ASOCIACIÓN ERMITA LOS REMEDIOS AL EQUIPO DE GOBIERNO DE CÁRTAMA.-

FUENTE. ASOCIACIÓN ERMITA LOS REMEDIOS

AGRADECIMIENTO AL EQUIPO DE GOBIERNO DE CÁRTAMA



Esto, amigos guadalhorzanos, que veis abajo, es el fantasma de una obra que se dijo, bajo solemne palabra de honor en Álora en 2.005 por Chaves y Zapatero, sería el Hospital de 13 pueblos de la Comarca, a estrenar en 2.008 (estamos en 2.013). Sólo es hoy una de las trolas, embustes, añagazas..., más cínica que nos hemos tragado en la comarca guadalhorceña. La única, por cierto, que carece en Andalucía de este equipamiento sanitario. Una vergüenza como tantas otras; que quieren que digamos: Dicen --las cuentas exactas de los políticos españoles sólo las saben sus faldriqueras (hay excepciones)-- que su mantenimiento cuesta 4.000 euros mensuales. Ya será, entre dimes y diretes, ya nos entienden, aún más.

****
**

Muchos años, y ante distintas Corporaciones, lleva esta Asociación Vecinal instando por escrito y verbalmente el humanitario, lógico y socialmente necesario servicio de transporte para enfermos al Hospital Clínico, a no más de 17 kilómetros de Cártama, y, siempre, parece mentira, hemos topado con el instinto mercantil de la patronal de transportes urbano y el instinto capitalista de la izquierda y la derecha.


De ahí, el agradecimiento que nos suscita el actual equipo de gobierno y, de forma particular, el alcalde Jorge Gallardo y la Concejal concernida, Noelia Suárez. Agradecimiento que no nos duelen prendas dejar expresado públicamente en este comentario. Su buena disposición ante este concreto problema queda también patente en los documentos que sobre sus gestiones al respecto hemos conocido, dirigidos a autoridades competentes y en términos indudablemente comprometidos con las necesidades perentorias de su pueblo.

También tenemos muy buena opinión de la valiente postura que fechas atrás mantuvo públicamente el actual equipo de gobierno, a través de su concejal del ramo, Miguel Espinosa, sobre el inaceptable proceder de La Junta de Andalucía en relación al Hospital Comarcal del Guadalhorce. Problema este que enlaza, sobredimensionándolo, obviamente, con el mantenido “affaire” del transporte para enfermos al Hospital Clínico. Estamos, pues, ante la enésima e injusta aberración antisocial de la Administración Regional.

Este estado de cosas mueve a lógicas interrogantes: ¿Cómo es `posible que un pueblo que tiene más de 24.000 habitantes, con un presupuesto de base y añadido pingue, no haya tenido, ni tenga, un medio de transporte para que sus enfermos, incluidos pensionista de bajas pensiones, se puedan trasladar a precios módicos al Hospital Clínico que dista apenas 17 Kmtros; con el agravante provocativo de que el resto de usuarios gozan de un autobús de ida y vuelta a Málaga cada hora, y otros para la playa y para Alhaurín de la Torre, etc?


¿Cómo es posible que Cártama-pueblo tenga un Dispensario Médico del año de la Tarasca instalado en el sótano de un bloque de viviendas, que es el paso de todas las cañerías de desagües de aguas negras de este bloque, que a veces imprime al centro médico olores a escretras nauseabundos, que perciben personas de todas las edades, incluidos los niños que acuden a pediatría? Pero ¿en que siglo y en que mundo vivimos? ¿Qué hace Diputación que tanto alarde de inversiones realiza, muchas veces en chalauras, como la estúpida promoción de la ex-alcaldesa de Cártama, Leonor García Agua, presidenta del PP local y diputada que se retrata más que Dora la de los manojos? ¡Pero que ponga sensibilidad social y humana la de esta gente...!

¡Naturalmente que merecen nuestro reconocimiento y gratitud el actual equipo de gobierno que ha dado un paso adelante en aras de la solución de problemas tan sangrantes de su pueblo! problemas. HEMOS DICHO, Y DIREMOS MÁS.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡¡¡ATENCIÓN¡¡¡
Los comentarios serán moderados. No se publicará ningún comentario que insulte, calumnie o injurie y que no tenga relación con el artículo.